Alojamiento

El precio del alquiler viene determinado por el tamaño del inmueble en metros cuadrados. Los alquileres varían mucho en cuanto a precio y disponibilidad. En las grandes ciudades, como Hamburgo, Munich y Colonia, los alquileres son caros. Los apartamentos amueblados o semi-amueblados son poco frecuentes.

El precio de los alquileres está regulado en una tabla oficial (Mietspiegel). En ella puedes comprobar si un alquiler es apropiado y legal para una zona determinada. La oferta y la demanda pueden variar considerablemente durante el transcurso de un año, particularmente en ciudades con una amplia población estudiantil. Las ofertas de viviendas se pueden encontrar en los periódicos, en las inmobiliarias o en internet.

Pisos compartidos: Para quienes vienen solos a Alemania, los WG o Wohngemeinschaften (pisos compartidos, con una habitación y cocina y baño compartidos) suelen ser una buena opción, ya que puedes vivir por un precio módico y conocer gente nueva. Los WG son más comunes entre estudiantes y jóvenes profesionales.

Alojamiento a corto plazo: Si vas a estar poco tiempo en Alemania o necesitas un sitio donde quedarte mientras buscas piso piensa en un alojamiento temporal. En Alemania, a veces se permite a los inquilinos subarrendar por un tiempo limitado y dado que los jóvenes alemanes viajan mucho esto suele ocurrir a menudo.

Contratos, depósitos y renta: Cuando se alquila un apartamento se firma un Mietvertrag (contrato de arrendamiento) que debería tener la siguiente información:

- duración del contrato
- precio del alquiler
- precio de los gastos adicionales (calefacción, agua, recogida de basuras, etc.)
- periodo de preaviso (suelen ser 3 meses)
- cantidad del depósito de garantía (y los intereses que genere)
- un acuerdo sobre la re-decoración, cuando llegas o cuando te vas, solo decoras una vez
- condiciones para el aumento del alquiler
- un inventario de todo lo que contienen (revisa en presencia del propietario que todo esté en buen estado. Si no es así, asegúrate de que se deje constancia en el documento para que no tengas que pagar los desperfectos cuando te vayas)
- las normas de la casa (en las que también se establece qué reparaciones son responsabilidad del propietario y cuáles has de pagar tú).

Además tienes que pagar un deposito (Kaution) como garantía, que se te reembolsa junto con los intereses generados cuando te vas del piso. Si se han producido daños en las instalaciones del inmueble, el propietario tiene derecho a retener el monto necesario para las reparaciones. Por ley, el deposito puede ser el equivalente de hasta tres meses de alquiler.

El alquiler (Miete) se ha de pagar en los 5 primeros días de mes. Esto es la Kaltmiete (alquiler frío) más los gastos adicionales como recogida de basuras, limpieza de la casa y de la calle, la calefacción y el agua. Todos estos gastos juntos son denominados Warmmiete (alquiler caliente).


  

created 2019 by Mediengestaltung Morjan